Sus resultados de búsqueda

Como vender tu casa y seguir viviendo en ella

Publicado por Real Estate JMG en 10/10/2017
| 1

Como vender tu casa y seguir viviendo en ella

 

Para ponernos en situación una vivienda consta de dos partes: la nuda propiedad y el usufructo vitalicio.

El concepto que queremos explicar desde el blog de la inmobiliaria en Puerto de Sagunto Real Estate JMG es:

Existe una manera totalmente legal en la que un inversionista compra la nuda propiedad de un inmueble, que es el la construcción sí misma, y el propietario disfruta de su uso hasta el día de su fallecimiento, en ese momento  pasaría a manos de dicho inversionista.

El target de personas que utilizan este método suelen ser personas mayores que necesitan liquidez en los años que le quedan de vida y pueden seguir disfrutando de su piso hasta su deceso.

 

Venta de la nuda propiedad

En el momento que compramos una vivienda, adquirimos la nuda propiedad y el usufructo vitalicio de la misma.

En esta opción venderíamos la nuda propiedad, con lo que el propietario seguiría disponiendo del disfrute de vivir en la vivienda mientras siga con vida. Esta opción es una de las mejores para aquellas personas de edad avanzada que no tienen herederos y en los últimos días años de su vida no quieran tener apuros económicos.

 

Vender la nuda propiedad no es sinónimo de que el comprador la adquiera inmediatamente

Cuando vendemos la nuda propiedad de un inmueble no perdemos el disfrute de la misma (usufructo). Se pueden llegar a pactos de hasta cuando disfrutaremos del usufructo de la vivienda, y no tiene por qué ser hasta el fallecimiento del usufructuario, puedes ser también por un período determinado.

 

El adquiriente de la nuda propiedad hará uso de su disfrute cuando se extinga el usufructo

Cuando finalice el período acordado del usufructo, el comprador será propietario de la vivienda en toda su extensión, propiedad y uso de misma.

 

Podemos seguir usando la vivienda y se cobra el dinero al instante

Esta venta tiene todas las garantías legales, el contrato es elevado a público por un fedatario público (notario) y se hace la anotación en el Registro de la Propiedad.

El dinero de la venta se recibe en un solo pago (si así se estipula) y puede seguir viviendo en el piso.

 

Opción mixta

Podemos vender la nuda propiedad, alquilar el piso a un tercero y cobrar esas rentas además del beneficio de la venta de la misma, teniendo en cuenta que el contrato de arrendamiento quedaría extinguido en el momento del fallecimiento del propietario de la vivienda.

Además, el poseedor del usufructo también pude venderlo, y tener otro ingreso extraordinario. En este caso perdería ya todo derecho sobre la vivienda al haberse desprendido de los dos elementos que conforman un inmueble.

 

Los gastos son compartidos al vender la nuda propiedad

Al vender la nuda propiedad, el usufructuario también tendrá menos gastos al hacerse cargo de pagar únicamente los consumos que no sean fijos (agua, luz, gas,…,), ya que el adquiriente de la nuda propiedad se haría cargo del IBI y las derramas de la Comunidad de Propietarios que sean extraordinarias.

 

Entre en la web de la inmobiliaria de Puerto de Sagunto www.realestatejmg.es y podrá leer artículos tan interesantes como este.

 

Una reflexión sobre “Como vender tu casa y seguir viviendo en ella

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.