Sus resultados de búsqueda

Las mayores quiebras inmobiliarias

Publicado por Real Estate JMG en 11/07/2017
| 0

Las mayores quiebras inmobiliarias

 

Ya han pasado los años y los coletazos de la crisis inmobiliaria aún perduran en muchas ocasiones.

La falta de liquidez, el excesivo endeudamiento, el creer que toda vivienda se iba a vender, los precios desorbitados y la excesiva ansia por crecer rápido, mató a muchas de las promotoras inmobiliarias de España.

 

Vamos a hablar de las mayores quiebras inmobiliarias desde el blog de la inmobiliaria en Puerto de Sagunto  Real Estate JMG.

 

Veamos unos de los casos más sonados de empresas que sufrieron la crisis inmobiliaria y financiera:

 

Martinsa Fadesa:

Este gigante inmobiliario creado fue por la compra de Fadesa por parte de Martinsa en 2007, propiedad de Fernando Martín (Ex Presidente del real Madrid).

Con una deuda de 7.100 millones de euros ha sido la mayor quiebra en una empresa española.

Con la concesión de créditos cerrados por las entidades de crédito, presentó concurso de acreedores en 2008.

Ya en 2012 logró salir de esta situación pero muy mermada, afrontando sus deudas a partir del 2012 y en un plazo de 10 años.

Reyal Urbis:

La empresa presidida por Rafael Santamaría presentó en 2012 concurso de acreedores con una deuda de 4.300 millones de euros.

Es la segunda mayor empresa inmobiliaria en cuanto a deuda que se rompió por el camino.

Hábitat:

La deuda que generó por la compra de la división inmobiliaria de Ferrovial fue la que la mató.

Con una deuda de 2.840 millones de euros presentó concurso de acreedores en 2008 y después de llegar a acuerdos con los acreedores con quitas superiores del 70% logró esquivar esta situación.

Sacresa:

Sociedad propiedad de la familia Sanahuja, llegó a colocarse en la primera posición en el sector inmobiliario con la compra del 80% de Metrovacesa.

Pero este exceso de ambición les llevó al abismo del concurso de acreedores presentado en 2010 con una deuda de 2.635 millones de euros del que logró salir en 2012 mediante una quita en la dicha deuda y la entrega de activos a los acreedores.

Tremón:

Empresa capitaneada por Hilario Rodríguez que en 2007 estuvo a punto de salir a bolsa y que solo en unos meses presentó concurso voluntario de acreedores con una deuda de 1.200 millones de euros.

En 2012 emergió de la situación concursal a base de canjear activos inmobiliarios por deuda.

Llanera:

La empresa de la que era propietaria la familia Gallego fue uno de los mayores bluff de los despropósitos en el sector inmobiliario.

El contabilizar en sus libros suelos con valoración finalista cuando en realidad eran solo opciones sobre suelos sin recalificar para la obtención de crédito ,era una de sus grandes mentiras.

Con una deuda de 750 millones , con solo “aire” y opciones de compra, llevó como no podía ser de otra manera a la mercantil ,a la liquidación de la misma.

Fue la primera gran promotora en caer por la crisis inmobiliaria.

Nozar:

Empresa propiedad de la familia Nozaleda (dueños de otras empresas como Flex o Bodegas Enate), también pasó por la presentación del concurso de acreedores en septiembre de 2009.

La deuda alcanzaba los 700 millones de euros. A día de hoy sigue enfrascada en conflictos judiciales que lo más probable es que la lleven a su disolución y liquidación.

 

 

Detrás de estos millones de euros hay auténticos dramas de familias que perdieron sus ahorros y empresas constructoras subcontratistas que trabajaban para ellos que lo perdieron todo.

 

Las ansias de acumular activos, la creencia de ser indestructible, el todo vale y la ambición desmedida, se dieron de morros contra la realidad. Las entidades financieras dejaron de darles crédito a promotores y compradores por lo que todo se fue al traste. Entre en la web de la inmobiliaria en Puerto de Sagunto www.realestatejmg.es y lea más sobre este y otros temas de interés.

 

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.